La celebración religiosa tuvo lugar en el exterior de la ermita

En la ermita de San Pedro de Toja, en el valle de Bedoya (Cillorigo de Liébana) se celebró ayer la festividad de San Pedro Advíncula, santo titular de la ermita, que goza de mucha devoción entre los vecinos de los seis pueblos del valle de Bedoya. La celebración religiosa tuvo lugar en el exterior de la ermita, cumpliendo con el protocolo covid. Asistieron alrededor de cincuenta personas, y algunas de ellas llegaron andando, a la pradería de Toja, donde se encuentra la ermita, mientras otras, lo hicieron trasladándose en vehículo todo terreno, por la pista que hace unos días procedió a arreglar el Ayuntamiento.

El franciscano de Santo Toribio, Padre Jesús Artola, fue el encargado de oficiar la ceremonia, que se inició a las doce horas, y  concluyó con la procesión del Santo, trasladado en andas por los devotos alrededor de la ermita, y con el canto del Himno a San Pedro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *