Zuloaga destaca la excepcional experiencia de poder contemplar, en el corazón de Liébana, la particular mirada de Torner sobre la bahía de Santander

El vicepresidente del Gobierno de Cantabria, Pablo Zuloaga, presentó en el Centro de Estudios Lebaniegos, de la villa de Potes, la exposición con motivo del ‘Año Torner’, que reúne 30 obras de la colección privada de la artista, algunas inéditas. Se trata de la segunda edición de este ciclo de grandes creadores de Cantabria, que en 2020 estuvo dedicada a Pedro Sobrado, y estará abierta al público en la capital lebaniega hasta finales de junio.

El acto contó con la presencia del presidente de la Mancomunidad de Liébana y Peñarrubia, Julio Cires, así como de Jesús Fuente, Javier Campo, Enrique Sabarís, Secundino Caso, alcaldes de Cabezón de Liébana, Tresviso, Pesaguero y Peñarrubia, así como de Eva Cotera, concejala de Cultura del Ayuntamiento de Potes y Pilar G. Bahamonde, directora del Centro de Estudios Lebaniegos, entre otros.

El comisario de la exposición, Jesús Mazón, manifestó en la presentación de la muestra que “se le hace un homenaje a la gente, a los iconos, en vida, para que las personas en Cantabria pueda disfrutar de su legado. Se comenzó con Sobrado el año pasado, y ahora teníamos claro que la mujer que debía recibir este homenaje era Gloria Torner”.

El vicepresidente, Pablo Zuloaga, resaltó que “desde el Gobierno de Cantabria es un placer traer a Liébana la obra de Gloria Torner, en el corazón de los Picos de Europa, ya que su mirada tan especial y particular sobre la bahía de Santander, sin duda es una experiencia excepcional”.

Para Zuloaga, “ser la pintora de la bahía de Santander, es un nombre magnífico que la caracteriza y acompaña, y que todos la reconocemos por ello” reconociendo que “ser artista, mujer, y creadora, quizás entonces no era tan fácil como ahora, pero estas mujeres abrieron un camino que ahora siguen otras jóvenes creadoras”.

Gloria Torner, dijo “estar asombrada por el encanto de Liébana y Picos de Europa”, un lugar que ha visitado mucho, y dio las gracias a Potes “por acoger mi obra de pintura”.

La exposición de Potes es la segunda que se celebra este año dedicada a Gloria Torner, tras la que ha tenido lugar en Torrelavega, y a la que seguirá otra en Laredo, entre julio y agosto; en Comillas en los meses de septiembre y octubre, y en Santander cerrando el ciclo, en septiembre.

La exposición incluye, junto a las creaciones de Torner, algunas inéditas como un autorretrato, y con predominio del gran formato, con poemas de sus grandes amigos, y un documental en el que Torner habla sobre su vida, y cómo ve el presente y su obra.

La  muestra ‘2021. Año cultural Gloria Torner’, abarca todas las etapas de Torner, desde los años 70 hasta la actualidad, con la Bahía de Santander como factor común y el avión como parte del paisaje en los últimos años, además de poemas de sus grandes amigos y un documental en el que repasa su trayectoria.

Un poco de historia

Gloria Torner (Arija, Burgos, 1934) está considerada, a día de hoy, la última gran artista de una generación. Pintora de vocación y talento, mujer hecha a sí misma y creadora superviviente de todos los movimientos artísticos que se han implantado en las últimas décadas, defendiendo su propio estilo y su manera de concebir el arte.

Torner es además de por la calidad de su trabajo y por su trayectoria humana, una de las artistas claves en la historia pictórica de Cantabria de finales del siglo XX y comienzos del XXI y la última representante de una generación de artistas como Gerardo Diego, Pepe Hierro o Julio de Pablo.

Desde que en 1958 comenzara su trayectoria en el mundo del arte, Torner es una de las pintoras con mayor proyección nacional e internacional que ha dado el arte cántabro en el último siglo.

Si el mar motiva sus primeras obras en colores atemperados de construcción postcubistas, las veladuras y el uso de los relieves y empastes matéricos, posteriormente logran estas atmósferas donde instala sus protagonistas fósiles, barcos y en contadas ocasiones figuras frágiles que en alguna ocasión se agrandan mandando en el espacio.

Llega hasta tal punto la importancia de su obra y la consagración de su pintura con la Bahía de Santander que tanto ha retratado en estas décadas que los expertos y críticos de arte llaman a la Bahía ‘La bahía de Gloria Torner’.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *