El Ayuntamiento, que ya ha publicado el pliego de condiciones, prevé su uso de junio a octubre y varios viajes diarios que cubran los siete kilómetros de recorrido

El Ayuntamiento de Camaleño ha publicado esta semana en el BOC el pliego de condiciones que regirá la licitación de la concesión del servicio del tren turístico que iniciará su trayecto en la localidad de Espinama y, tras un recorrido de siete kilómetros en el que salvará casi 800 metros, llegará hasta el hotel-refugio de Áliva, en el interior del macizo Central del Parque Nacional de Picos de Europa.

El servicio de tren turístico se prestará como mínimo de junio a octubre, ambos inclusive, de 09.00 horas a 19.00 horas, y la frecuencia será a discreción del adjudicatario, con un máximo de cinco salidas diarias, salvo que, por condiciones especiales, el Ayuntamiento de Camaleño especifique algún criterio.

Las tarifas del servicio establecen los precios públicos de los billetes a abonar por la totalidad del recorrido (ida y vuelta) y los licitadores propondrán en sus ofertas una lista de precios de las tarifas anuales a cobrar a los usuarios del servicio, siendo los importes máximos del trayecto de ida y vuelta de 24 euros. Además, el adjudicatario deberá satisfacer al Ayuntamiento de Camaleño un canon inicial anual mínimo de 2.500 euros.

En cuanto a las características mecánicas, el tren turístico deberá estar compuesto de unidad tractora y vagones. La unidad tractora (locomotora) será de tracción mecánica, con capacidad para arrastrar como mínimo hasta tres vagones, que podrán transportar aproximadamente 50 pasajeros entre los tres vagones. Los vehículos deberán ser de nueva adquisición y la velocidad máxima alcanzada siempre será inferior a los 20 kilómetros por hora.

Según el pliego de condiciones, el adjudicatario será responsable del mantenimiento, revisión y buen funcionamiento de los vehículos, sus complementos y las instalaciones relacionadas, y en caso de avería del tren, el adjudicatario deberá asumir su reparación o sustitución en el plazo máximo de siete días naturales. Además, se deberá comprometer a ceder gratuitamente al Ayuntamiento de Camaleño el uso de los trenes para actividades y actos de interés social o público con un máximo de diez actividades al año.

«Interesante iniciativa»

El alcalde de Camaleño, Óscar Casares, aseguró que la idea la planteó un empresario al Ayuntamiento. «Nos pareció interesante e iniciamos los trámites pertinentes al no contar con una ordenanza específica. Al discurrir por terrenos del Parque Nacional de Picos de Europa también remitimos el expediente y, en principio, parece que no habrá problemas, ya que se están haciendo ya este tipo de servicios en otros parques nacionales. En Sotres (Asturias) también ya hay una propuesta para llevar a viajeros hasta Pandebano», aseguró el regidor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *