Recibirá un premio de 130.000 euros, después de conseguir tres accésit en las últimas ediciones

namorar ou estudar yahoo Dicen que no hay dos sin tres, pero esta vez ha sido a la cuarta, ya que la localidad peñarrusca de Cicera, ha recibido por fin la distinción de Pueblo de Cantabria 2022, después de cuatro ediciones intentándolo y consiguiendo en tres de ellas un accésit al premio. José Luís Goichicoa, consejero de Obras Públicas, comunicó a Secundino Caso, alcalde de Peñarrubia, el reconocimiento logrado. La localidad recibirá un premio de 130.000 euros.

le cannet annonces sexe Secundino Caso, alcalde de Peñarrubia, se mostraba “tremendamente feliz por el premio por muchos motivos” asegurando que “es un orgullo siendo alcalde, poder lograr esta distinción para un pueblo de tu municipio”.

x randki top Caso, no olvidó en los agradecimientos a los vecinos, porque “han sido ellos los que han sabido conservar las tradiciones y costumbres de antaño, así como su patrimonio, y vivir una transformación importante en los últimos años, siendo el pueblo en la actualidad un referente en cuanto al turismo cultural, de aventura y de ocio”.

El alcalde considera que “año tras año se han realizado pequeñas obras que sin duda han mejorado el pueblo, y se han puesto en valor caminos antiguos que ahora son un referente para los visitantes que se acercan hasta este lugar”, por lo que reconoce que “estamos dando una nueva dimensión al pueblo, con la gente que vive aquí y con la que ha venido, y nos sentimos muy ilusionados al ver que Cicera tiene futuro, porque es un pueblo mágico y de leyenda”.

Muy cerca de la plaza del pueblo, el matrimonio formado por Mercedes Vada, de 88 años y su marido, Ángel Rubín, de 84 años, vecinos de toda la vida, estaban sentados en un banco junto a la puerta de su casa, y después de conocer que la localidad había sido reconocida con el premio, se sentían muy orgullosos manifestando que “Cicera es un auténtico pueblo, que se conserva muy bien, con casas típicas montañesas, y con una gente muy natural”.

Hace año y medio, Luís Cruz, abrió en el pueblo el hotel rural La Valusilla, en una auténtica casona montañesa. En la entrada del establecimiento afirmaba que “decidimos quedarnos a vivir aquí porque este lugar y el valle donde se encuentra nos enamoró”. Respecto al premio, asegura que “es una buenísima noticia para el pueblo, por lo que debo de felicitar al alcalde, porque ha sido un ejemplo de constancia y de buen hacer para que se consiga”.

La joven Ángela Borreguero, ejerció de anfitriona para recorrer las calles de la localidad. Confesó que “estaba segura de que este año iba a ser el definitivo para lograr el premio porque se han ido haciendo reformas con los accésit conseguidos, y el pueblo está muy acogedor y bonito”.

Feliz, se mostraba la niña Sara Cortines, de 9 años, la única que vive durante todo el año en la localidad. Se sentía muy contenta “porque por fin nos han dado el premio” reconociendo vivir “en un pueblo muy bonito, que tiene hermosas cascadas, que es lo que más me gusta”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *