Los lobos matan a una perra mastina en el puerto de Áliva que cuidaba el ganado de Iván Alonso

boulogne billancourt sortie célibataire Liébana, es una comarca donde la ganadería siempre durante su larga historia fue un referente. En los últimos años, las explotaciones ganaderas cada vez van más en descenso, y lo que es más preocupante, no hay un relevo generacional. Los pocos ganaderos jóvenes que continúan en la actividad, están desesperados, ante los continuos ataques al ganado de los lobos.

Chālisgaon Iván Alonso, es un ganadero de 45 años, de la localidad de Turieno (Camaleño) que desde niño ha sentido una predilección especial por el ganado y sobre todo por las razas autóctonas. En la temporada de verano lleva a sus ovejas y yeguas a pastar al puerto de Áliva, en el corazón de Picos de Europa.

http://comvicente.pt/?borw=m-sica-sertaneja-dona-maria-deixa-eu-namorar-sua-filha Su opinión en relación con las últimas noticias aparecidas en prensa de que desde Bruselas se pretende estudiar la posibilidad de que se vuelvan a realizar batidas selectivas donde sean necesarias, es muy clara: “Se trata de la única solución factible para poder continuar con las explotaciones ganaderas. De lo contrario, si se mantiene esta situación, es totalmente insostenible”.

Alonso, es consciente de que “cada vez somos menos los jóvenes ganaderos que seguimos con esta actividad. En el puerto de Áliva, donde durante el verano llevo mis ovejas y yeguas, hace unos años había miles de ovejas y cabras de más de una treintena de ganaderos del municipio de Camaleño. Ahora, no llegamos a una decena los que mantenemos este ganado”.

El ganadero lebaniego afirma que “la protección actual del lobo es incompatible con nuestra actividad, ya que cada vez las bajas son más cuantiosas”. Esta semana ha perdido una perra mastina de ocho años, por ataque de varios lobos en el interior del puerto de Áliva. “Es el tercer mastín que muere este verano por este motivo, ya que los dos anteriores eran de Toño Vélez, ganadero de Villagloria. Si los lobos se especializan ahora en matarnos a los mastines, que es la única protección que tenemos, ya es la puntilla a nuestra actividad. O se toman medidas serias o la ganadería en Liébana se acaba”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *