En una tarde fría y lluviosa que no quitó la ilusión de una noche mágica para los más pequeños

Al igual que ya ocurrió el pasado año, debido a la situación sanitaria, los Reyes Magos, cambiaron en Potes su lugar habitual de recepción a los niños lebaniegos en la Torre del Infantado, por un lugar cubierto en el ferial pequeño de La Serna, rodeados de muñecos y  de figuras grandes de sus camellos, donde en una tarde fría y lluviosa, con la nieve muy cerca, a las siete de la tarde de ayer, el alcalde, Javier Gómez, dio la bienvenida a SS.MM. y seguidamente, los niños fueron pasando ordenadamente junto a los tres Reyes Magos, recibiendo un obsequio cada uno de ellos, antes de regresar a sus hogares para encontrar sus regalos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *