juvenilely Madīnat ‘Īsá Un esperado hito en el proyecto de reintroducción de la especie en los Picos de Europa, que se suma a las dos ya certificadas en la vertiente asturiana del espacio protegido.

http://ais-quartiers.com/lock360.php?daksldlkdsadas=1 En Cantabria se ha establecido la primera pareja reproductora de quebrantahuesos desde su extinción en el territorio en el siglo pasado. La pareja, que se encuentra en pleno proceso de incubación, ha sido localizada en la vertiente cántabra del Parque Nacional de los Picos de Europa.

La nueva Unidad Reproductora está formada por Jana (2016) y Centenario (2017), quienes llevaban dos años mostrando diversos comportamientos pre-reproductivos como la selección y defensa del territorio, traslado de lana para acondicionamiento de nidos, y primeras cópulas. Ha sido finalmente este 2022 cuando los técnicos de seguimiento de la FCQ en colaboración con los Agentes del Medio Natural del Gobierno de Cantabria han podido confirmar el proceso de incubación en un nido localizado en el municipio de Cillorigo de Liébana.

El asentamiento de una especie en un nuevo territorio tras su reintroducción es un proceso largo. A pesar de que los individuos jóvenes liberados se muevan por el territorio y se den numerosas interacciones entre ellos, suelen pasar años hasta que se empiezan a constituir territorios reproductores y una pareja consigue por fin criar su primer pollo, un primer éxito reproductor que se sitúa de media en la especie entre los 9 y 10 años de vida. El caso de esta pareja tiene por ello un valor desatacado al ser ejemplares jóvenes (5 y 6 años) aunque los expertos en la especie ya han argumentado que en poblaciones incipientes como la de Picos de Europa, son esperables estas reproducciones tempranas, al no existir competencia territorial con parejas ya consolidadas. Como la extensión entre esta nueva pareja y las localizadas en la vertiente asturiana es amplia, es fácil puedan instalarse en los próximos años nuevas parejas en el entorno, avanzando así hacia la consolidación de la incipiente metapoblación ibérica.

En el área elegida por Jana y Centenario se trabaja desde hace años con la marca de garantía Pro-Biodiversidad. Esta marca impulsada por la FCQ certifica las producciones ganaderas de ovino que operan en extensivo y contribuyen a conservar la biodiversidad de las áreas de montaña, como se ha demostrado en este caso con la selección del territorio por esta pareja. Pro-Biodiversidad fue distinguida por la Comisión Europea con el premio Natura 2000 a los beneficios socioeconómicos, por su demostración de que el apoyo a la ganadería extensiva y a la conservación de la naturaleza de los espacios protegidos es posible y mejora la calidad de vida de las comunidades rurales.

El proyecto de reintroducción del quebrantahuesos en Picos de Europa, apoyado por las administraciones autonómicas de Aragón, Cantabria, Asturias y Castilla y León continúa este año, en el que se prevé la liberación de tres nuevos ejemplares dentro del espacio protegido, cuyo proceso de aclimatación y desarrollo será seguido y tutelado por el personal de técnico del Parque Nacional de los Picos de Europa y los Agentes del Medio Natural en coordinación con el personal de la FCQ.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *