Los vecinos de la Paré de Piasca, celebraron el sábado el tradicional carnaval en familia, organizado por la asociación “Andruido en la Paré de Piasca”, realizando un breve recorrido por la localidad lebaniega.

Los organizadores han querido que de nuevo este año, al igual que ocurrió el pasado año, debido a la pandemia, los actos principales no se celebren, pero campaneros, zamarrones y comparsa, de vecinos de la localidad, de otros pueblos del concejo y de otros lugares de la comarca, participasen recorriendo el pueblo. Zamarrones y  campaneros, se desplazaron desde el barrio de arriba de Piasca, hasta el prado de Los Llanos, entre Piasca y Ubriezo, desde donde descendieron atravesando un camino al barrio de abajo, sin acudir a la puerta de la iglesia como es tradicional. Desde las casas del pueblo ascendieron de nuevo al barrio de arriba, acompañados por las mujeres de la comparsa, para llegar a una de las viviendas, donde degustaron un picoteo ofrecido por la organización, y hubo canciones y bailes tradicionales, al son de la música de la gaitera lebaniega del pueblo, Leire Blanco, y de un grupo de pandereteras del “Calderu de Ubiarco” y las tonadas de Juan Ibañez. 

En un momento de la reunión y continuando con la tradición de la fiesta del carnaval de Piasca, Ismael Blanco, presidente de la asociación “Andruido en la Paré de Piasca”, acompañado de integrantes de la junta directiva, hizo entrega del título de socio de honor, a Miguel Barrio, y de “Campanera de la Paré”, a título póstumo a Lidia Sebrango, que recogieron sus hijas, Margarita y Begoña Cires, todos ellos muy emocionados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *