Los agentes asistieron a la Misa del Peregrino cruzando la Puerta del Perdón

armentières rencontre homme gay En un acto solemne, que tuvo lugar el jueves en el claustro del monasterio de Santo Toribio, después de la misa del peregrino, la Guardia Civil de Cantabria, realizó una solemne ofrenda de una corona de laurel, en recuerdo de los guardias civiles caídos por la patria, coincidiendo en que se está celebrando el Año Jubilar Lebaniego, en una jornada marcada por la lluvia.

rencontres gratuites béthune El acto, muy emotivo, fue presidido por Antonio Orantos, Coronel Jefe de la Guardia Civil en Cantabria, que estuvo acompañado por Manuel Sánchez Monje, obispo de Santander; mandos de la guardia civil, y una representación de las secciones que prestan servicio en el Camino Lebaniego (Tráfico, Seguridad Ciudadana, Seprona, Greim, y Unidad de Caballería), así como también asistieron Javier Gómez y Gregorio Alonso, alcaldes de Potes y de Vega de Liébana, respectivamente, y Eva Cotera, teniente de alcalde del Ayuntamiento de Potes.

site de rencontre louhans Durante la misa del peregrino, oficiada por el Padre Guardián, José María Lucas, que celebró junto a franciscanos del monasterio y un sacerdote, las lecturas fueron realizadas por agentes del Cuerpo, así como la ofrenda, por una pareja de guardias civiles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *