Los ciclistas ascendieron el puerto de San Glorio antes de pasar a tierras leonesas

Boronia La séptima etapa de la Vuelta Ciclista a España, discurrió ayer de nuevo por tierras cántabras, y de una forma especial por los municipios de Peñarrubia, Cillorigo de Liébana, Potes, y Vega de Liébana.

Tapes La salida tuvo lugar en a las 12.20 horas desde el parque Cross de Camargo, pasando por Torrelavega y Cabezón de la Sal, para llegar a Panes, cruzando el Desfiladero de la Hermida, pasando por la localidad de La Hermida, para llegar a la entrada a la villa de Potes a las 15.05 horas, subiendo por la N-621 hasta La Vega, para ascender al exigente puerto de San Glorio, donde tanto durante el recorrido como en el alto, se concentraron muchos aficionados, a pesar de que la niebla cubría toda la zona. En el alto del puerto, cruzaba en primer lugar el español Jesús Herrada, que finalmente fue el ganador de la etapa en Cistierna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *