Un centenar de devotos llevaron en andas a la pequeña imagen

La imagen de la Virgen de la Luz, patrona de Liébana, regresó de nuevo ayer a su santuario al pie de Peña Sagra, llevada en andas por los devotos.

En la iglesia parroquial de Aniezo tuvo lugar la celebración de una misa a las cuatro de la tarde, oficiada por Elías Hoyal, párroco de la iglesia y del santuario donde se encuentra la imagen.

Concluida la misa, La Santuca, inició el regreso en andas procesionales hasta su santuario, llevada por los devotos, realizando una breve parada frente al cementerio parroquial de Aniezo, para continuar hasta Somaniezo, donde muchas personas, sobre todo mayores, despidieron a la Virgen, iniciándose desde allí la fuerte ascensión hasta su santuario, por un centenar de personas, en un día con temperatura agradable para caminar, y con la niebla que cubría la sierra de Peña Sagra.

Durante el recorrido se realizaron varias paradas, para coger fuerzas, especialmente, en las últimas y prolongadas cuestas. Así, se llegó al santuario, al pie de Peña Sagra, momento en que Elías Hoyal, cogió la imagen para introducirla en el interior de la ermita. Breve descanso y concluidas las letanías a la Virgen, se cantó la Salve tradicional, finalizando con la veneración de los devotos pasando junto a la imagen, para regresar de nuevo a la localidad de Somaniezo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *