Desde muy de mañana, el ganado comenzó a subir desde Espinama por Iguëdri y por los puertos de Pembes y de Mogrovejo

Más de 6.000 cabezas de ganado procedentes de ganaderías de bovino, ovino, caprino y caballar, de los diferentes pueblos del municipio de Camaleño, realizaron ayer desde primera hora de la mañana, la tradicional subida al puerto de Áliva. Un auténtico espectáculo, que reunió en el puerto a ganaderos y familiares conduciendo su ganado, en busca de las veredas donde pastará, así como de visitantes que subieron para disfrutar de una jornada marcada en el calendario ganadero del municipio. El consejero de Desarrollo Rural, Guillermo Blanco; la directora general de Ganadería, Beatriz Fernández, y Oscar Casares, alcalde de Camaleño, también subieron para poder contemplar la entrada del ganado en Áliva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *