Dos nuevos niños se han incorporado este curso al CRA de Liébana y Peñarrubia

Eran las nueve y cuarto de la mañana de hoy, cuando los primeros alumnos de la escuela de Espinama (Camaleño) llegaban al edificio donde recibirán sus clases. En la puerta, esperando, Sonia, directora; Elsa, maestra tutora; Lara, especialista de PT y AL, y Anabel, maestra de Religión. Todo preparado para comenzar con ilusión un nuevo curso.

Sonia, se muestra muy satisfecha en este inicio de curso, porque ha aumentado el número de niños. “Tanto en la escuela de Espinama como en la de La Hermida, hemos aumentado la matrícula, de un alumno de tres años en cada escuela. Ahora, en la escuela de Espinama tenemos once alumnos y en la escuela de La Hermida, nueve”.

La directora del CRA, señala que “a esta escuela, que es la única que queda abierta en la comarca, ya que el resto de alumnos acuden al CEIP Concepción Arenal, de Potes, asisten niños y niñas de Espinama, Pido y Fuente Dé. Tenemos un aula en la planta baja, que se ha repartido tirando un tabique, con seis alumnos de 3 años, 4 y de 1º de Educación Primaria, y en la primera planta tendremos cinco alumnos de 3º, 4º y 5º de Educación Primaria. La otra novedad es que este año debido al aumento de matrícula, tenemos dos maestras para atender a los niños, además de todos los especialistas que también asistimos a la escuela”.

Lorena, llegó temprano al centro con sus dos hijas, María, de 1º de Educación Primaria y Martina, de 5º de Educación Primaria. Reconoce que “tienen muchísimas ganas de comenzar las clases. Esta mañana se han despertado muy temprano. Están algo nerviosas por ser el primer día de este nuevo curso, pero a la vez muy ilusionadas”. Respecto a las normas de protección dice que “ya las tienen muy asumidas y no se olvidan de la mascarilla y geles”.

Aurora, viene con su hija Gabriela, de tres años, la niña que inicia este curso su periodo escolar. Nada más llegar y antes de la entrada al colegio, se columpia feliz en el patio. “Viene muy contenta y está deseando comenzar-nos dice-“.

Elsa, Lara y Anabel, las tres maestras, también inician este curso “con mucha ilusión y ganas”. Ellas, han sido las encargadas de que los niños a la entrada se echen el gel en las manos y de controlar la temperatura. Después, se han reunido con ellos para cambiar las primeras impresiones de un curso, que comienza con buenas expectativas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *