En la última jornada de la Feria de Caza, Pesca y productos agroalimentarios de la comarca de Liébana

El Club Deportivo Básico de Caza y Pesca Picos de Europa, organizador de la  X Feria de Caza, Pesca y productos agroalimentarios de la comarca de Liébana, que se celebró durante este fin de semana en la villa de Potes, rindió ayer un emotivo homenaje a los cazadores retirados, Luís Díez y Abel Martínez; a los jefes de cuadrilla ya retirados, José Antonio Casares, desde 1980 al frente de la cuadrilla 16, y Victoriano Velarde, desde 1974 fundador de la cuadrilla 35, y después de la 131, y a Domingo Bueno, desde 1988 fundador de la cuadrilla 55, y Jaime Parra, desde 1987 en la cuadrilla 35 y actual jefe de la misma, éstos dos últimos en activo.      

También, se entregó un diploma a cinco jóvenes cazadores que han obtenido el permiso de armas en las temporadas 2019/20 y 2020/21.Los jóvenes cazadores fueron Santiago Floranes (cuadrilla 16), Jesús Rodríguez (cuadrilla 34), Hugo Turienzo (cuadrilla 36), Iker Gutiérrez (cuadrilla 55) y Ana Bueno (cuadrilla 55).

La última jornada se inició con una exhibición de perros sueltos sobre jabalí salvaje, en el lote de monte de  Arabedes, y ruta guiada al monte Arabedes.

A las 10.00 horas se abrió de nuevo el espacio ocupado por las dos carpas, donde el público volvió a visitar los 52 estands, que forman parte de esta edición de la feria. Posteriormente, hubo exhibición de perros de muestra en Albanes; charla sobre “Mitos y realidades sobre las patologías emergentes”, impartida por la clínica veterinaria Anjana, y los más jóvenes participaron en cursos de pesca de trucha, en una gran piscina instalada en el exterior de las carpas de la feria.

Nuevamente, voluntarios de protección civil de los Ayuntamientos de Liébana, procedieron a un control de visitantes como ya se hizo en la primera jornada, con toma de temperatura y datos, gel y control del aforo permitido.

Mucho público contempló también la exhibición realizada por perros de raza pastor belga Malinois, del Centro Canino El Trisquel, que participan en campeonatos nacionales y mundiales.

La organización hizo entrega de un detalle a todos los participantes en las exhibiciones celebradas, y durante los dos días, la Cofradía de Aguardiente de Orujo y Vino de Liébana, ofreció degustación de té con orujo.

La feria concluyó por la tarde, con gran éxito de participación, y con una exhibición de cetrería junto al recinto ferial, que hizo las delicias especialmente de los niños, con especies como el búho real, lechuza, águilas o el halcón peregrino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *