Se desarrollarán en los municipios de Cabezón de Liébana, Vega de Liébana y Camaleño con ayudas del programa Leader

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, asistió ayer a la firma de tres contratos gestionados por el Grupo de Acción Local Liébana para la ejecución de diversas obras a través de las ayudas del programa Leader 2014-2020, por valor superior a los 140.500 euros. Unos proyectos que permitirán dotar de infraestructuras de banda ancha a los municipios de Vega de Liébana y Camaleño, así como mejorar el acceso a la ermita rupestre de Cambarco, en Cabezón de Liébana.

Durante el acto de la firma de los tres contratos, que ha tenido lugar en el salón de plenos del Ayuntamiento de Potes, y que ha contado con la presencia de los alcaldes de Cabezón de Liébana, Vega de Liébana y Camaleño, Jesús Fuente, Gregorio Alonso y Oscar Casares, respectivamente, el consejero ha asegurado que estas actuaciones contribuirán de manera decidida a mejorar los servicios y las infraestructuras rurales que necesitan los municipios de Liébana para dinamizar su economía y hacer frente al despoblamiento rural.

En el caso de la banda ancha, ha considerado que se trata de una herramienta fundamental para que cualquier vecino del valle “se pueda conectar con el mundo”, al tiempo que dotar a la comarca lebaniega de servicios básicos que atraigan el interés por asentarse en “uno de los lugares más maravillosos con los que cuenta Cantabria gracias a sus potencialidades turísticas, culturales, paisajísticas y medioambientales”.

También ha apostado por mejorar las infraestructuras rurales con proyectos como la mejora del acceso a la ermita rupestre de Cambarco por su importancia para garantizar a los vecinos de las zonas rurales unos servicios básicos que, al igual que la sanidad y la educación, “nunca pueden faltar en territorios con orografías tan complicadas y a la vez tan encantadoras como son los municipios de la comarca lebaniega”.

El consejero ha insistido en reafirmar la apuesta del Gobierno de Cantabria por el desarrollo de las zonas rurales, dadas las potencialidades que ofrecen “como lugares vivos y dinámicos en los que merece la pena vivir, invertir y emprender”.

Banda ancha

Los proyectos para dotar de infraestructura de banda ancha a los municipios de Vega de Liébana y Camaleño cuentan con una inversión de 41.132 y 35.263 euros, respectivamente, siendo financiadas al 100% por las ayudas de la estrategia Leader que gestiona la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, a través del Grupo de Acción Local Liébana.

En el caso de Vega de Liébana, el proyecto consiste en dotar de infraestructuras para internet y banda ancha al tramo de población que se encuentra entre Tudes y La Vega, mientras que en el caso de Camaleño, el proyecto afecta al tramo de población que se encuentra entre Pembes-Espinama y Las Ilces.

En ambos casos, estas infraestructuras cobran una especial relevancia, ya que la llegada de internet a estos pueblos solventaría gran parte de las dificultades a las que se enfrentan para dinamizar la economía local, mediante la generación de riqueza y puestos de trabajo, al tiempo que evitar flujos de crecimiento de la población.

De igual manera, contribuiría a mejorar la calidad de vida de sus habitantes y las expectativas de futuro en el medio rural, optimizando las condiciones para incrementar el consumo, la inversión, el teletrabajo y el turismo en todo el municipio, además de generar nuevos servicios en torno al Camino Lebaniego de Peregrinación.

Acceso a la ermita rupestre de Cambarco

Con un presupuesto de 64.184 euros, financiados de manera íntegra por los fondos Leader, el proyecto de acondicionamiento del acceso a la ermita rupestre de Cambarco consistirá en la mejora del vial y de la señalización interpretativa que permita identificar el lugar y describir sus recursos con una mesa explicativa y unos postes indicativos.

La ermita se encuentra situada en la parte baja del pueblo de Cambarco, y es testimonio de la religiosidad desde finales del siglo VIII a principios del siglo IX.

El acondicionamiento de sus accesos permitirá adecuar el entorno para que ese recurso patrimonial pueda ser visitado y contribuya a promocionar la cultura, la historia y el entorno medioambiental en el que se encuentra.

Además, se pretende dotar al paraje de distintas zonas de recreo y aparcamiento con un recurso turístico sostenible, accesible y apto para presentar al público e integrarlo en el Programa de los Itinerarios Culturales del Consejo de Europa, al cual pertenece el Grupo de Acción Local Liébana como entidad asociada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *